viernes, 12 de enero de 2018

Las obsesiones o desviaciones y algunas de sus causas

Las desviaciones son secuelas de diferentes causas, una de ellas se encuentra en las grandes demandas de Integridad[1]. Las desviaciones apartan a la persona del proceso natural[2] para satisfacer la Integridad, de ahí su nombre, pues desvían y por tanto conducen a la persona de forma inconsciente a tratar de suplir esta demanda emocional con una acción física; esta le permite distraer la mente y el cuerpo para solapar la frustración que le produce la insatisfacción. La acción le trae inicialmente sensaciones agradables que asocia como “satisfacción”, esto la exhorta a repetir la acción y cada vez que se sienta de la misma forma, volverá a repetirla, hasta el punto de hacerse indispensable para vivir. Cuando esta situación se produce, estamos ante la adquisición de una desviación, también denominada como compulsión, obsesión, vicio, etc.

¿El sometimiento es todavía una actitud de la mujer actual?

Identifica si la ostentas

Una mujer se encontraba bastante preocupada por el comportamiento agresivo e irrespetuoso de sus hijos hacia ella y expresó una frase que motiva el siguiente escrito: “he pasado de estar sometida por mis padres a seguir sometida por mis hijos”. La misma, caló en mí, seguramente debido a esa inquietud permanente que me motiva para aprender y promover la identidad femenina, la cual me ha conducido a sentir, observar y buscar información acerca de las posibles causas que han originado el sometimiento en las mujeres, lo cual es una dificultad que no solo atraviesa mi interlocutora, sino un grupo considerable de féminas en la actualidad.

Artículos destacados